icon:arrow-rightbackcloseglobehamburgerinfotimeicon:walkingicon:westmalle

Elige un punto de salida

Bienvenido querido visitante!

No es posible visitar la abadía o cervecería, pero te invitamos a hacer un breve paseo alrededor de la abadía. En el camino irás encontrando postes numerados donde podrás descubrir información sobre la vida de los monjes y la historia de la abadía, pero también sobre el origen de las cervezas trapenses Dubbel y Tripel.

El paseo dura aproximadamente 50 minutos. Entre los números 7 y 9 el camino es arenoso y por lo tanto un poco difícil para las personas con movilidad reducida.

¡Que lo pases bien!

50 minutos
es
Volver a mapa
1

Café Trappisten

Desde 1841 este edificio pertenece a la abadía. La entonces casa de ultramarinos ‘Huis ten Halve’ se situaba exactamente a mitad camino entre Amberes y Turnhout. En 1923 el negocio se transformó en bar. Los propietarios pagaban alquiler a los monjes: un importe de dinero, dos carros de estiércol y una botella de ginebra. Durante mucho tiempo también ofreció alojamiento. En 2008 abrió las puertas el actual Café Trappisten con su acogedor interior, atractivas terrazas y un divertido jardín infantil.

El camarero sirve una Dubbel y Tripel de Westmalle

Ten cuidado al cruzar la carretera de Amberes por el paso de cebra y toma la alameda hacia la abadía. Después de una decena de metros verás una capilla a mano izquierda, un tanto apartada de la alameda.

Volver a mapa
2

Capilla de San Bernardo

Desde 1841 este edificio pertenece a la abadía. La entonces casa de ultramarinos ‘Huis ten Halve’ se situaba exactamente a mitad camino entre Amberes y Turnhout. En 1923 el negocio se transformó en bar. Los propietarios pagaban alquiler a los monjes: un importe de dinero, dos carros de estiércol y una botella de ginebra. Durante mucho tiempo también ofreció alojamiento. En 2008 abrió las puertas el actual Café Trappisten con su acogedor interior, atractivas terrazas y un divertido jardín infantil.

Un bombardero Lancaster se estrelló cerca de la abadía de Westmalle

Un poco más adelante, en el cruce de dos alamedas, giras a la derecha siguiendo la alameda paralela con el arroyo y el largo muro de la abadía.

Volver a mapa
3

Abadía

En 1794 se establecieron en la granja ‘Nooitrust’, donde en la actualidad se encuentra la abadía, 10 Cistercienses franceses de la Estricta Observancia. Esta orden es más conocida por el nombre de Trapenses, derivado del convento normando La Trappe donde nació.

Monjes Trapenses descansando en el campo después de la cosecha

Viven según la regla monástica de San Benedicto y su divisa: reza y trabaja. Debido a ello, entre otras cosas, la abadía cuenta con una granja, panadería, quesería y cervecería.

La biblioteca de la abadía contiene cientos de manuscritos antiguos

La abadía dispone también de una atractiva biblioteca. Los monjes utilizan los más de 50.000 libros como fuente de estudio, otra actividad de su rutina diaria además de la reflexión, el trabajo y la oración.

La puerta de la Abadía a principios del siglo XX

Volver a mapa
4

Hacerse monje

Allí donde veas algunas cristaleras en el muro de la abadía, se encuentra el noviciado. Aquí los aspirantes a monje o novicios reciben su formación en la vida cisterciense. Esta formación dura dos años. Después, el novicio profesa sus votos temporales. Tres años después, puede preguntar al abad si puede hacer sus promesas. De esta manera, se compromete definitivamente con la comunidad monástica.

La vista sobre el jardín desde el claustro

Pequeña capilla

Volver a mapa
5

Cervecería

A partir de 1836, las reglas de los Trapenses les autorizaron a tomar la bebida popular de la región: agua, leche y cerveza. Por eso, los monjes decidieron montar su propia cervecería. Los padres Bonaventura Hermans y Albericus Kemps se convirtieron en maestro cervecero y cervecero asistente.

La sala de cocción histórica con calderas de cobre

Al principio producían solamente para cubrir su propio consumo, hasta que en 1865 vendieron sus primeros toneles de cerveza. Las ventas fueron creciendo controladamente en función de las necesidades de la abadía. En 1933, el capítulo aprobó la construcción de una cervecería totalmente nueva y ultramoderna para aquella época. Hasta el día de hoy siguen renovando e invirtiendo para seguir los últimos desarrollos en materia de técnicas cerveceras.

Un empleado examina una botella de Westmalle Dubbel durante el proceso de embotellado

Volver a mapa
6

Cerveza trapense

Westmalle produce dos cervezas trapenses: la Dubbel (7%) marrón rojizo y la Tripel (9,5%) dorada. Cuando los monjes duplicaron los ingredientes de su primera cerveza Enkel Bruin (Marrón Simple), denominaron su nueva cerveza Dubbel (Doble). Lo mismo sucedió con la Tripel (Triple). O sea: las denominaciones Doble y Triple nacieron aquí, en el convento de Westmalle, y posteriormente fueron adoptadas por otras cervecerías.

La Tripel de color amarillo dorado y La Dubbel de color rojo oscuro servidas en la copa típica de Westmalle

La verdadera cerveza trapense es elaborada en una abadía trapense por los monjes o bajo su supervisión. La cervecería trabaja para el convento y una parte importante de sus beneficios se destina a obras de caridad. Si una cerveza cumple dichos requisitos, la Asociación Internacional Trapense le concede la etiqueta Authentic Trappist Product.

La marca figurativa colectiva 'Authentic Trappist Product'

Sigue caminando hasta el cruce de este camino de arena con una carretera asfaltada. Gira a la izquierda. Desde aquí tienes una buena vista de todo el recinto de la abadía.

Volver a mapa
7

Maduración y conservación

Debajo del patio con sus cajones vacíos se encuentra una gran bodega donde la cerveza madura y fermenta durante varias semanas. La temperatura de la bodega es de 20°C. La fermentación hace que la cerveza burbujee y le dota de su sabor pleno y su contenido en alcohol.

La cerveza Trapense de Westmalle madura y fermenta en la bodega

La Westmalle se conserva mejor en la oscuridad, a una temperatura de entre 9 y 14°C. Guarda las botellas de pie. De esta manera, la levadura permanecerá en el fondo y podrás servir una bonita cerveza clara. Deja aproximadamente 1 cm. en la botella. Este fondo de levadura es rico para saborear por separado.

Sigue paseando hasta el cruce siguiente de esta carretera de asfalto y gira a la izquierda siguiendo el camino de arena, en dirección a la abadía.

Volver a mapa
8

Granja

Desde la primavera hasta el otoño verás pastando vacas en los prados que rodean la abadía: sobre todo de las variedades Groningse Blaarkop y Brown Swiss. Los monjes llevan una vida vegetariana y usan estos animales exclusivamente para su leche. El establo tiene una capacidad de 400 animales y cumple todos los requisitos de una explotación lechera moderna. Hay muchos procesos automáticos, pero los granjeros siguen ordeñando a mano dada la importancia del contacto entre el hombre y el animal.

Pastoreo de ganado en los prados alrededor de la Abadía de Westmalle

Las vacas en espera de ordeño

Las vacas que comen en el granero moderno de la abadía de Westmalle

Volver a mapa
9

Queso trapense

Un monje llena un molde de queso con cuajada fresca

Con la leche de las vacas los monjes elaboran queso. Se trata de un proceso artesanal y no se recurre a colorantes ni conservantes. El queso semiduro tiene un contenido bajo en sal de menos del 1%. Existen tres variedades: 2+, 6+ y 12+ curados durante al menos dos, seis o doce meses.

Los quesos se preparan para la salmuera

Puedes comprar el queso junto a la puerta de la abadía (n°. 11) de 8.00 a 16.45 h., salvo domingos y festivos, o en el Café Trappisten (n°. 1). Asimismo, una decena de queserías y carnicerías venden el queso. En www.trappistwestmalle.be encontrarás el punto de venta más cercano.

El queso Westmalle envejece en tablas de madera durante varios meses

Sigue el muro de la abadía. A tu derecha verás dos prados cercados. Si tienes suerte, verás un gran rebaño de ovejas. Al final del muro giras a la izquierda hacia la alameda.

Volver a mapa
10

Torre de la iglesia

Originalmente la torre de la iglesia era puntiaguda. Pero al principio de la 1ª Guerra Mundial la torre fue dinamitada por el ejército belga. De lo contrario, el enemigo la hubiera podido utilizar para observar las fortalezas que protegían Amberes.

La torre puntiaguda de la iglesia de la abadía de Westmalle antes de la 1ª Guerra Mundial

Para proteger los restantes de la torre, se colocó un simple tejado a dos vertientes provisional.

La torre de la iglesia de la abadía de Westmalle con techo de silla de montar durante la guerra

Después de la guerra se reconstruyó la torre con forma de “campanile” italiano. La idea la tuvo el abad Herman Jozef Smets. Probablemente porque en aquella época viajaba con frecuencia a Roma, primero como abad-vicario y posteriormente como abad general de la Orden de los Trapenses.

La torre de la iglesia de la Abadía de Westmalle en estilo campanile después de la primera guerra mundial

Volver a mapa
11

Vida monástica

Los monjes rezan y cantan juntos en la iglesia hasta seis veces por día. Mientras tanto, estudian y meditan, realizan sus tareas y trabajan en la quesería o panadería.

Los monjes rezando en la iglesia de la abadía de Westmalle

La abadía no se puede visitar, pero la hospedería está abierta a las personas en busca de tranquilidad y reflexión. También puedes acudir a los servicios de culto y la eucaristía.

Además del queso Westmalle, en la puerta de la abadía puedes comprar también otros productos trapenses como el jabón. También tenemos un libro sobre la abadía en neerlandés, francés e inglés.

Un monje vende queso trapensa en la puerta de la abadía

¿Qué hacer más?

A lo lejos ves el Café Trappisten, el final de este paseo.


Disfrutar en el Café Trappisten

Volver a mapa

Disfrutar en el Café Trappisten

En este bar puedes disfrutar después del paseo con una Westmalle Dubbel de barril, una Westmalle Tripel o una combinación de ambas: la Trip-Trap o Half-om-half. Puedes acompañarla de un bocadillo de queso trapense, ambos elaborados en la abadía. No dejes tampoco de probar las croquetas de queso trapense.

En el Café Trappisten se organizan regularmente actividades relacionadas con la vida y el trabajo en la abadía y la cervecería. Pregunta por el calendario de actividades.

Volver a mapa